Fundición, Resinas fenólicas, Resinas furanicas, Minerales en polvo, Nutrición animal, Industria del salmón, Agroquímicos, Químicos, Laboratorio Químico, Anticongelante, Salmonicultura, Arena para fundición, Manguitos para fundición, Silicato de sodio, Silicato de potasio, Nutrición animal smart block, Nutricion animal smart premix, Silicatos de Potasio, Minerales en polvo, Formulaciones químicos, Resinas para la industria de la madera, Nutrición Animal, industria del salmón, Pinturas para salmonicultura, Suplementos minerales, Fundición Chile, Principal exportador en fundición, Exportaciones de chile, perú, argentina Santiago, Chile

Resinas fenólicas, Fundición, Resinas fenólicas, Resinas furanicas, Mangos exotérmica, Nutrición animal, Minerales en polvo, Industria del salmón, Químicos, Laboratorio Químico, Agroquímicos, Anticongelante, Salmonicultura, Arena para fundición, Manguitos para fundición, Silicato de potasio, Silicato de sodio, Nutrición animal smart block, Nutricion animal smart premix, Silicatos de Potasio, Minerales en polvo, Resinas para la industria de la madera, Formulaciones químicos, Nutrición Animal, Pinturas para salmonicultura, industria del salmón, Suplementos minerales, Principal exportador en fundición, Fundición Chile, Exportaciones de chile, perú, argentina Santiago, Chile

Fundición, Mangos exotérmica, Resinas furanicas, Mangos exotérmica, Agroquímicos, Nutrición animal, Minerales en polvo, Industria del salmón, Químicos, Laboratorio Químico, Anticongelante, Salmonicultura, Arena para fundición, Manguitos para fundición, Silicato de sodio, Silicato de potasio, Nutrición animal smart block, Nutricion animal smart premix, Silicatos de Potasio, Minerales en polvo, Resinas para la industria de la madera, Formulaciones químicos, Nutrición Animal, industria del salmón, Pinturas para salmonicultura, Principal exportador en fundición, Suplementos minerales, Fundición Chile, Exportaciones de chile, perú, argentina Santiago, Chile

Category

Sin categoría

Quipasur y Fertiglobal: La alianza que promete ser protagonista del mercado de nutrición vegetal chileno

By | Noticias, Sin categoría

Este 2020 trajo para Quipasur una serie de hitos. Por una parte, este año marca el 40º aniversario de la fundación de la empresa, celebrando el recorrido de cuatro décadas que, gracias al esfuerzo y una oferta de la más alta calidad, los han llevado a ser uno de los referentes de la industria química en el país.

 

Por otra parte, una de sus áreas de negocio más importante, la agronutrición, vio un importante avance durante 2020 gracias a la alianza entre Quipasur y Fertiglobal, la unidad de negocio dedicada a la agricultura del Grupo Larderello, empresa italiana con más de 200 años en la industria química.

 

La futura división agrícola de Quipasur:

 

Hace 10 años, Quipasur comenzó su incursión en el negocio de nutrición vegetal desarrollando productos especializados para una distribuidora agrícola de la V Región. Según Juan Enrique Galarce, Gerente de Ventas del Área Químicos de Quipasur, en los últimos años se ha visto una tendencia por preferir la producción nacional. “Hasta hace un tiempo se valoraba mucho que los productos vinieran de afuera, ahora han salido muchas marcas propias de empresas chilenas. Muchas de las materias primas se encuentran en Sudamérica, por lo tanto hay que aprovechar esa instancia”, comentó.

 

A partir de este desarrollo para terceros, Quipasur comenzó a elaborar una línea de fertilizantes líquidos en base a nitrógeno y NPK (Nitrógeno, Fósforo y Potasio). Se construyó una planta para su producción y el mercado reaccionó favorablemente: la empresa pasó de vender 400 mil litros en 2010 a 8 millones de litros en 2019. Y así llegó el momento de crear una marca propia.

 

Fertiglobal llega a Chile de la mano de Quipasur:

 

En Quipasur ya eran expertos en la producción de fertilizantes líquidos. Pero querían ampliar su oferta, por lo que comenzaron la búsqueda de socios comerciales que pudieran aumentar su paleta de productos. Es así como llegan a Fertiglobal.

 

Creado en 2003, Fertiglobal nace como el brazo agrícola del gigante italiano Grupo Larderello, empresa que lleva más de 200 años en la industria química y que tiene presencia en Europa, China, India, Malasia, Estados Unidos, Brasil, Argentina, México y Perú. Quipasur se transformó, a partir de agosto, en distribuidor oficial en Chile de sus productos.

 

Fertiglobal cuenta con una larga trayectoria en el mercado y una excelente calidad. Esto es debido a tecnologías innovadoras que aportan una diferenciación de valor respecto al resto de la competencia.

 

Diego Longobucco, Area Manager de Fertiglobal para Latinoamérica, valoró la alianza y señaló que “logramos armar con Quipasur un equipo de trabajo muy sólido y estamos dando unos primeros pasos muy buenos”. Según él, eligieron a la empresa chilena porque conocen bien la producción de fertilizantes y desarrollan productos de calidad, aunque afirma que “la parte fundamental es humana”. La excelente actitud y ética de trabajo de los ejecutivos de Quipasur los convencieron de avanzar en conjunto para desarrollar este mercado.

 

Longobucco aseguró que en el plan de mediano plazo de la empresa se considera producir en Chile algunos de sus fertilizantes, a través de acuerdos de producción con Quipasur, para aprovechar su capacidad instalada. “Vemos un gran potencial para ambas empresas”, puntualizó.

 

 

40 años de Quipasur

By | Noticias, Sin categoría

40 años de una empresa familiar con visión de futuro

 

Renato Casas del Valle era muy joven cuando decidió que seguiría los pasos de sus familiares y se independizaría para formar su propia empresa. Siete años llevaba trabajando en la farmacéutica Abbott, su único trabajo desde que había terminado la universidad, y gracias a un buen desempeño había escalado hasta llegar a ser Gerente de Operaciones. Era 1980 y recién lo habían trasladado a Venezuela.

“Desde que me recibí de la universidad que empecé a ver la posibilidad de independizarme, yo era el único que trabajaba como empleado en la familia. Siempre mi padre me pidió que me independizara. Llegó la oportunidad y lo hice”, dice Casas del Valle.

Durante su tiempo en el laboratorio, el Bioquímico y Químico Farmacéutico notó que en Chile había un monopolio en la venta de silicato de sodio -sustancia utilizada en las más diversas industrias, como en la textil, en detergentes, en minería, incluso en la fabricación de adhesivos- y un mercado insatisfecho en sus demandas. Vio una oportunidad.

El 12 de noviembre de 1980 nace Quipasur. Con una sola planta química en el país y enfocados completamente en la producción de silicato de sodio, la empresa se instauró como un competidor alternativo que trabajaba de la mano con sus clientes, dando soluciones particulares a sus necesidades.

 

40 años funcionando

 

Tras 40 años de escuchar a sus clientes, de adelantarse a las tendencias y de evolucionar e innovar acorde a las necesidades del mercado, Quipasur hoy cuenta con tres plantas -en Nos, Lo Espejo y Concepción- y su producción se ha ido diversificando al silicato de potasio, resinato, resina de coliéster, pintura y otros productos exotérmicos y de fundición.

“El mercado nos iba pidiendo y nosotros fuimos creciendo. Formamos un equipo profesional muy importante, de químicos, de personas del área metalúrgica y del área financiera, y fuimos creciendo como equipo y creando nuevas cosas”, relata el fundador de Quipasur.

Así, la empresa se ha insertado en varias industrias, focalizándose actualmente en la fabricación de productos químicos para la agricultura, salmonicultura y minería, y ampliando sus operaciones en Chile, Perú y Argentina.

 

La familia se profesionaliza

 

Cuando la empresa cumplió 30 años, Renato Casas del Valle aceptó la propuesta de su hijo Javier de crear un directorio y así profesionalizar Quipasur. Actualmente, la familia Casas del Valle forma parte del directorio y dejó en manos de un equipo profesional la administración de la compañía.

Los valores fundacionales de Quipasur, sin embargo, se mantienen intactos. La innovación para mejorar día a día, ser una solución para los clientes y un compromiso con sus más de 150 colaboradores a lo largo del país siguen siendo la misión principal de la compañía.

Hoy, 40 años después de que un joven Renato Casas del Valle emprendiera el camino que lo llevaría a crear Quipasur, éste sigue mirando hacia el futuro: consciente de su rol social como empresario, quiere continuar fortaleciendo el vínculo con las comunidades locales en las que están sus plantas químicas y quiere llevar a Quipasur a tener cero emisiones en los próximos años.